Blogia
Erasmus en Oxford

Transformación

Transformación Ya que hemos tocado el mundo de lo audiovisual, no puedo resistirme a tocar el tema del guión. Seguro que muchos cuando veís la película comentáis acerca de los protagonistas, de lo bueno que son los actores o que ha sido muy interesante o aburrida. Pero no sé si os habréis parado a pensar en que la historia nace de un guión y sin ese ingenioso, original y (cuando hay suerte) maravilloso guión no hay película. Un mal guión siempre es sinónimo de mala película. Ahora sí, un buen guión tampoco te garantiza que la película sea buena, pero eso sí, es lo fundamental. Cuando una peli destaca, es que el guión era bueno.
Resulta muy curioso leer el guión de series de televisión o películas de cine porque ves el proceso de tranformación de la palabra a su expresión en imágenes. Hay guiones que se publican aunque pocos lo hacen en lengua castellana. POr ahora son muy recomendados "Hable con ella", "El hijo de la Novia", "Kamchatka", "Los Otros"... Para los que dominéis el inglés, os animo a que entréis aquí, buscad la peli que más os guste y leed aunque sea alguna escena. Lo mejor para saborear los buenos guiones sin duda alguna es lee los de los grandes clásicos del cine. Hay varios sitios on line que ofrecen guiones en Internet.
Al que le cueste, que empiece a darle el inglés, que se ve en ocasiones, ¡vale para cosas interesantes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Amanda -

Ay, yo a estas alturas ya, lo del inglés es causa perdida.
Pero reconozco que un buen guión: hace una buena película.
Claro que; un mal actor: estropea todos los guiones posibles, jeje!!
Saludín
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres